¡Conmemora los 80 años del cómic más importante de Estados Unidos: Action Comics núm. 1! ¡El debut de Superman! Este tomo incluye relatos clásicos tales como... Action Comics: 80 Años de Superman

¡Conmemora los 80 años del cómic más importante de Estados Unidos: Action Comics núm. 1! ¡El debut de Superman! Este tomo incluye relatos clásicos tales como las primeras apariciones de personajes y conceptos como Superman, Supergirl, Brainiac, Blanco Humano, Zatara, la Fortaleza de la Soledad o El Vigilante.

Action Comics es el primer cómic de superhéroes del mundo en llegar al número 1000, y esa hazaña no es baladí, habida cuenta de todas las dificultades por la que ha atravesado en sus 80 años de vida. Recordemos la Segunda Guerra Mundial, los designios del malvado Profesor Wertham y la edad oscura de los años 90, por no mencionar los numerosos reinicios y reboots (o Renacimientos) a los que se ha sometido a su personaje más emblemático: Superman. Este tomo de ECC Ediciones es un homenaje a esa legendaria cabecera en cuyas páginas nacieron no sólo Superman, sino también Supergirl, Brainiac o la Fortaleza de la Soledad, amén de haber dado cabida a muchos otros personajes de desigual fortuna, algunos de los cuales, como Blanco Humano o Zatara, se han mantenido más o menos candentes hasta la fecha. Este lanzamiento de ECC Ediciones es parte de las celebraciones con las que la editorial está celebrando los 80 años de Superman, y cuyo listado completo podéis leer aquí.

En este volumen, además de reproducirse algunas de las historietas más emblemáticas aparecidas en la cabecera Action Comics, tenemos artículos escritos por personalidades como Marv Wolfman, Paul Levitz and Jules Feiffer, entre otros, cuyas aportaciones nos dan acceso a una parte muchas veces oculta de la historia editorial de Superman, y que ayudan a poner en contexto las historietas que estamos leyendo. ¿Y qué hay de destacable en este tomo? ¡TODO! Todas y cada una de las historias (todas autoconclusivas) recogidas en este volumen tienen o han tenido una importancia crucial para el personaje de Superman o para la editorial DC Comics en su conjunto. Las primeras apariciones de Superman, Supergirl, Brainiac o el Juguetero, el enfrentamiento de Superman contra los Titanes, un relato inédito de Siegel y Shuster rescatado de la incineradora de la editorial ni más ni menos que por un adolescente Marv Wolfman… Por no hablar de artistas de la talla de Curt Swan, Neal Adams, Carmine Infantino y John Byrne, entre los muchos que han puesto su granito de arena (o su gotita de tinta) a la hora de hacer de Superman el gran personaje de cómic (y de cine, televisión, etc) que es hoy.

Empezamos, como no podía ser de otra forma, por el número 1 de Action Comics, con la primera aparición de Superman obra de unos jóvenes Jerry Siegel y Joe Shuster que aún no eran del todo conscientes del gran potencial del material que tenían entre manos. Le sigue la primera aparición del mago Zatara, un trasunto del más popular Mandrake. Zatara no alcanzaría nunca la popularidad de Superman, pero tuvo sus momentos de gloria, y se convirtió en progenitor de una de las más poderosas (y mejor vestidas) componentes de la Liga de la Justicia: Zatanna. Entre más historias clásicas de Superman como La Revolución de San Monte y el origen del Juguetero, encontramos también la primera aparición de El Vigilante (Greg Saunders, no confundir con el más moderno Adrian Chase), un justiciero moderno vestido como un cowboy del salvaje oeste, que imparte justicia con sus dos pistolas y su lazo. Este pintoresco personaje aún sigue pululando por el Universo DC como miembro de los Siete Soldados de la Victoria. En esta historia, su dibujante Mort Meskin demuestra una plasticidad y un dinamismo inusitados para la época, y ha sido una de los descubrimientos más agradables de este tomo.

A continuación tenemos Demasiados héroes, una historieta de Superman descartada obra de Siegel y Shuster, cuyos originales iban camino de la incineradora de DC Comics (eran los años 60, los autores aún no habían empezado a reclamar la devolución de sus páginas originales) cuando un adolescente Marv Wolfman, estudiante de arte y asiduo visitante de las oficinas de la editorial las rescató y se las llevó a casa, donde permanecieron atesoradas hasta que, con motivo de este aniversario, han podido finalmente ver la luz. Le sigue más del Superman de finales de los 50, con los obligatorios toques de humor y ciencia ficción, tras lo que tenemos la primera aparición de Supergirl en un número doble, que nos narra el origen de la superheroína y su llegada a la tierra para ser ayudada por su primo Superman a pasar desapercibida bajo la identidad de Linda Lee en el orfanato de la ciudad de Midvale. Ya en esta época los autores hacían chistes referenciales (no exentos de autocrítica), al apuntar la cantidad de personajes en el entorno de Superman cuyas iniciales eran L.L.: Lois Lane, Lana Lang, Lori Lemaris, Lex Luthor, Linda Lee…

Tras otra historieta clásica de Superman (con multitud de personajes invitados), tenemos la primera aparición de Christopher Chance, más conocido como Blanco Humano, en una misión en la que tendrá que suplantar a un millonario amenazado de muerte. Este Blanco Humano, creado por Len Wein y Carmine Infantino, debutó también en Action Comics, y aunque comparte universo con Superman, no actúa como estrella invitada sino que recibe su propio título. Blanco Humano siguió apareciendo en varias cabeceras de la editorial, hasta que en 1999 obtuvo su propia serie bajo el sello Vertigo. En el número 484 de Action Comics, en el que se cumplen 40 años de vida de la cabecera y de su personaje estrella, Superman se casa con Lois Lane, aunque no es el Superman de Tierra 1 (esa boda tendrá lugar mucho después, en 1996). Este número, ilustrado por un Curt Swan en estado de gracia, y el recopilado a continuación, el Action Comics 554, con Gil Kane, nos muestran dos mundos muy distintos en los que Superman no existe. Y está claro que si Superman no existiera, alguien tendría que inventarlo. Superman no es sólo un personaje de cómic: es un héroe moderno, es parte de nuestra mitología, que se ha asentado en la cultura popular haciendo suyas algunas de las frases que usamos hoy día («éste es un trabajo para…»). Superman se ha convertido en un meme, una idea viral que se replica en todas las civilizaciones y todas las épocas: el superhombre, aquél que encarna los valores de la verdad, la bondad y la justicia, el sueño de un mundo mejor. Esta idea ha adquirido la forma del hombre con traje azul, capa roja y una S en el pecho, pero podía haber sido cualquier otra.

Los 80 están representados, cómo no, por el gran John Byrne, que ya había reinventado a Superman en su hoy clásico El hombre de acero, y sentado las bases para el Superman que hoy conocemos. En esta ocasión, un Superman poseído se enfrenta a unos Titanes que se ven superados, y que sólo logran vencerle gracias a la intervención del, aparentemente, menos poderoso de todos ellos: Jericho. Superman aporta aquí una perla de sabiduría, al hacernos ver que nuestras debilidades no siempre son necesariamente físicas, sino de la mente, y que es nuestra obligación sobreponernos a ellas para ser mejores, como ya hicieron la escritora sorda, muda y ciega Helen Keller o el presidente de EEUU Franklin D. Roosevelt, postrado en silla de ruedas a causa de la polio. En los 90 tenemos una historieta retrospectiva de manos del gran guionista Roger Stern y el genial dibujante Kerry Gammill, al que sucede Bob McLeod para narrar cómo Superman acabó revelando su identidad secreta a su prometida Lois Lane.

En el número especial Action Comics 800, varios dibujantes de la talla de Pasqual Ferry, Alex Ross, Dan Jurgens o Tim Sale se unen al guionista Joe Kelly para narrarnos retazos de la infancia y la juventud de Clark Kent, desde Smallville hasta la gran Metrópolis. Tenemos para finalizar el Action Comics 0, donde Grant Morrison crea un nuevo Superman con vaqueros y camiseta, y una historieta corta obra de dos leyendas: Paul Levitz y Neal Adams, que recrea un peculiar enfrentamiento entre el Hombre de Acero y su némesis Lex Luthor (no podía faltar en esta recopilación). El tomo se cierra con una galería de portadas icónicas representativas de cada una de las etapas del personaje, y varias páginas con las biografías de los autores que han participado en este tomo.

Este volumen, publicado en nuestro país por ECC Ediciones, es una obra esencial para entender la evolución del que posiblemente es el personaje de cómic más conocido y admirado en todo el mundo. Un personaje que en todo el mundo simboliza los mismos valores (aunque siempre haya algún que otro irredento trasnochado que se empeñe en asociarlo con el capitalismo estadounidense), y cuya mera presencia sirve para inspirar bondad y serenidad a todos los presentes. El portador de la S más reconocida en todo el planeta ha cumplido 80 años de vida, y pese a los continuos reboots sigue tan vigente e inalterable como el primer día. No se le puede cambiar el traje a Superman. Sólo hay uno, y es el que lleva los calzoncillos rojos por fuera.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Summary
Review Date
Reviewed Item
80 años de Superman
Author Rating
51star1star1star1star1star
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com