Estimados lectores, Disculpen mi ausencia a lo largo de estas últimas dos semanas. Un percance sobre ruedas me ha mantenido obligatoriamente alejado del ordenador....

Estimados lectores,

Disculpen mi ausencia a lo largo de estas últimas dos semanas. Un percance sobre ruedas me ha mantenido obligatoriamente alejado del ordenador. Pero ahora, dieciséis días, seis puntos, diez piezas de titanio y treinta grapas después, iré volviendo periódicamente a la actividad. Aunque sea de momento sólo con la mano izquierda.

¡Volvemos a la Academia! Nos llega el segundo tomo de una de las series de DC más mimadas por la crítica (aunque no demasiado por el público, que sus ventas no son demasiado boyantes, en torno a 12000 ejemplares mensuales).

academia gotham 2 calamidad

Previamente…

En el primer volumen de la serie, editado por ECC en enero, nos presentaron a los estudiantes de la Academia Gotham, una escuela privada con más misterios de la cuenta llena de estudiantes metomentodos con vocación de ser la pandilla de Scooby Doo. Entre ellos tenemos a Olive Silverlock, la hija de una supervillana internada en Arkham. Kyle Mizoguchi, el atleta del grupo y ex novio de Olive. Maps, la hermana de Kyle y mejor amiga de Olive. Pomeline Fritch, amiga o rival de Olive dependiendo del día, obsesionada con lo oculto. Colton Rivera, el bromista oficial de la Academia y traficante de petardos. Y, por último, Tristan Grey, Man-Bat adolescente con cierto interés por Olive. ¿Que el planteamiento tiene cierto deje culebronesco adolescente a lo serie de CW? ¡Nooooo! ¿en serio? ¿qué te ha hecho pensar tal cosa…?

Calamidad

Si ya has leído el primer tomo de la serie, ya sabes lo que hay. No te vayas a esperar grandes giros argumentales ni cambios de tono. Sigue siendo la misma serie juvenil de aventuras y misterio que ya conoces. Quizás esté en su contra el hecho de que al ser ya un entorno y un estilo ya definidos, ya no sorprende tanto como el tomo anterior. Y a la vez ese problema menor es la fuente de su mayor ventaja: al ya tener preparado el tablero de juego y las fichas en su sitio, vamos directamente a la partida sin necesidad de leernos todas las reglas.

Le dan los autores más protagonismo en este tomo a Maps, lo cual es de agradecer. Aunque surgiera como sidekick de la supuesta protagonista, Olive, el carisma de este personaje ha ido demandando más atención poco a poco. No en vano, a los lectores más talluditos del lugar (me consta que no soy el único), Maps nos trae un cierto recuerdo de la Júbilo que llegamos a querer en los 90, el reemplazo de Kitty Pryde como personaje adolescente adorable en la franquicia mutante. Hablando de todo un poco, ¿qué mierdas han hecho con Júbilo?

Las historias que nos encontramos son un tanto más variadas. No tenemos una unidad argumental como en el primer tomo. Así, se le dedicarán páginas a la historia de la madre de Olive, a la espectacular química que hay entre Maps y Damian, tendremos a Tim Drake de invitado… Quizás sea un tomo más ligero que el primero, pero la lectura no es ni de lejos menos disfrutable.

A ello colabora también el apartado gráfico. Tenemos la despedida de Kerschl de la serie, pero la interina Mingjue Helen Chen, acompañada por la habitual colorista canadiense Msassyk (alias de Michele Assarasakorn) hace un trabajo que no podría describir por debajo de delicioso.

Y después de este tomo…

El número 13 de la colección formó parte del microevento La Guerra de los Robin y está recogido en el tomo del mismo nombre que ya revisamos por aquí hace unas semanas. Y más adelante, la colección cierra en el número 18, pero no nos quedaremos sin ella. Acaba de empezar un crossover intereditorial con Lumberjanes, una serie independiente de BOOM!. Además, para dentro de unos días, está prevista la aparición del primer anual de la serie. Y ya para la nueva temporada veremos el lanzamiento de Gotham Academy: Second Semester, con el mismo equipo creativo que ya hemos visto en la mencionada Guerra. No son las mejores noticias posibles que una serie necesite un nuevo número uno al año y medio de empezar, pero se agradece el esfuerzo de la editorial de mantener en el mercado una de las series más frescas del momento.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com