¡Hola amiguitos! Bienvenidos una quincena más a ¡Viñetas y … acción! Antes que nada deciros que con esta reseña Víctor y yo damos carpetazo... ¡Viñetas y … acción! 34 Constantine, de Francis Lawrence

logo viñetas y accion

¡Hola amiguitos! Bienvenidos una quincena más a ¡Viñetas y … acción! Antes que nada deciros que con esta reseña Víctor y yo damos carpetazo a esta primera tanda de películas basadas en personajes de DC Cómics. Por supuesto que Batman, Superman y cía volverán, pero eso será dentro de unos meses porque dentro de dos semanas retomaremos las producciones de Marvel con todas las cintas de la fase uno del universo cinematográfico de La casa de las ideas, así como todas las películas de Fox y demás productoras que se estrenaron en los años 2007 a 2012.

Lo dicho, finalizamos la primera etapa de DC Comics con una cinta muy especial: Constantine. La adaptación fílmica de este mago fumador y alcohólico fue la primera película que se estrenó en cines con el logo de Vértigo bien visible. Es cierto que el personaje debutó en 1985 en el número 37 de la colección Swamp Thing todavía faltando años para la aparición del sello adulto de DC Comics. También es cierto que las dos películas de La Cosa del Pantano son anteriores. Pero la adaptación del bueno de John estrenada en 2005 fue la primera en hacerlo con el sello en funcionamiento. Después vendrían V de Vendetta, Watchmen, The Losers… pero ya llegaremos a eso.

constantine-keanu-reeves

Warner Brothers quería probar cosas nuevas en el cine en este plan “total si a Marvel le ha ido bien con las películas de Blade o la primera del Motorista Fantasma, por qué a nosotros nos va a ir de manera distinta”. Y lo cierto es que la jugada les salió bien adaptando a un personaje para un público, en teoría, más maduro que la media de los aficionados a Batman o Superman. Constantine costó 101 millones de dólares (el millón de más fue para la coca del director), recaudando 75 millones en Estados Unidos y otros 154 en el resto del mundo. Un resultado bastante bueno para la época o incluso ahora si se compara con el descalabro de Harley Quinn: Birds of prey.

101 millones que fueron destinados a cualquier cosa menos a un director de casting efectivo. Cuando Alan Moore y Stephen Bissette crearon al personaje lo hicieron a imagen y semejanza de Sting. Todos tenéis en la cabeza como es Sting ¿verdad? Pues bien, algún gurú decidió que Keanu Reeves era perfecto para el papel. Ya saben, americano, moreno, soso a más no poder… el Constantine perfecto, vaya. A ver, ahora todo el mundo quiere a Keanu gracias a John Wick y su carisma. Pero hace quince años todavía vivía de las rentas de Matrix con su cara de palo.

tilda

Pase que no es rubio, pase que no tenga su característica barba de tres días o la gabardina marrón. Pero lo que no es admisible es que rasgos básicos como su cinismo, su labia, su bordería… Vamos, su puta personalidad, no se viera representada en lo más mínimo en la cinta. Es cierto que fumaba bastante y que a grandes rasgos se pretendía adaptar el arco “Un cínico a las puertas del infierno” pero el resultado fue tan bueno como el de X-Men: La decisión final adaptando La saga de Fénix Oscura.

Durante las dos horas que dura Constantine no vemos atisbo del Constantine de las viñetas. Cierto es que esto es algo que pasa con muchas películas basadas en tebeos, pero cuando tienes un protagonista con una personalidad tan marcada estamos ante un fallo bien gordo. El resto del casting lo encabeza Shia LaBeouf como Chas Kramer. El contestón taxista, ayudante, confidente de Constantine es rejuvenecido en demasía con un actor que más que fijarse en el Robert De Niro de Taxi Driver prefirió hacerlo en el personaje de Tapón de Indiana Jones y el templo maldito. Algo mejor le fue a Djimon Hounsou como Papa Midnite o especialmente Tilda Switon como Gabriel y Peter Stormare como Satan, ambos divinamente petardos aunque, de nuevo, poco tengan que ver con sus contrapartidas en papel. Curiosamente estos tres actores volverían a salir en producciones que tenían que ver con las viñetas: Guardianes de la Galaxia, Doctor Extraño o la serie de TV Arrow.

primer constantine

No me olvido de Rachel Weisz, a quien en ningún momento se le quita la cara de haberse tomado un orfidal de más la noche anterior. Al menos Weisz no hace de damisela en apuros. Es el detonante de la trama, pues Constantine debe investigar el suicidio de su hermana gemela. Un guion de Frank Cappello (responsable de la mítica Suburban Commando con Hulk Hogan) que avanza a trompicones tratando de mostrarnos alguna que otra imagen turbia con posesiones y demás parafernalia demoníaca. Constantine también falla en este aspecto, puede que en algún punto logre impactar, pero no asusta ni por asomo, carece de la chispa de otras producciones del género, y no consigue perturbar al espectador más allá de despertarle entre siesta y siesta por culpa de sus estridentes efectos de sonido. Como dato curioso añadir que la película se llamó Constantine y no Hellblazer como el cómic original porque querían evitar que la gente se confundiese con la saga Hellraiser, que sí es una verdadera saga de terror.

Venga, que la montaña de mierda no para. ¿Cómo me explican que estando Klaus Badelt y Brian Tyler tras la banda sonora sea insulsa hasta la muerte? Durante el transcurso de la cinta suenan bastantes temas de Stoner o Post Rock pero nada que sea especialmente reseñable. Sin dejar de lado el tema musical, en Constantine también actúa Gavin Rossdale como Balthazar. Cantante de Bush y marido de Gwen Stefani de No Doubt, este último hecho junto con cantar en el tema “End Of Me” de Apocalyptica son los mayores logros que habrá conseguido (o conseguirá) en su puta vida.

Constantine supuso el debut como director cinematográfico de Francis Lawrence, que venía del mundo de los vídeos musicales habiendo ganado varios gracias a sus trabajos con Beyoncé o Jennifer López. Este estilo se nota en algunas escenas como la del hospital con los aspersores soltando agua bendita a ritmo de disparos de la original arma de Constantine. Escena que en lo personal creo que es bastante plagio del mítico comienzo de la primera entrega de Blade.

Lo más destacable de este bodrio es el eficaz maquillaje, así como los espectaculares efectos especiales que mezclaban los ya cada vez más frecuentes efectos digitales mezclados con animatronica de los Stan Winston Studios, que logra unos resultados excelentes con unos pasajes de una belleza inspirada en obras de arte como El jardín de las delicias de El Bosco.

constantine

Totalmente olvidable. Volvemos a leernos en 15 días, ojo que volvemos con Iron Man ¿Cómo habrán sentado a la cinta los doce años que han pasado desde su estreno? Pronto lo sabremos.

PD: Que al parecer la Warner quiere volver a hacer una peli de Constantine, y sí, con Keanu Reeves.

PD2: Hay escena post-créditos. Pero parar llegar a ella hay que ver toda la película 🙁

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

  • XAVI

    1 marzo 2020 #1 Author

    «Un guion de Frank Cappello (responsable de la mítica Suburban Commando con Hulk Hogan)», «Francis Lawrence, que venía del mundo de los vídeos musicales habiendo ganado varios gracias a sus trabajos con Beyoncé o Jennifer López». No si al final voy a haber hecho bien en no verla. Lo primero que me vino a la cabeza al ver a Reeves fue: «Pero, si John Constantine es rubio!!».

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com