El ¿Truco o tebeo? ¿Se os hace extraño hablar de tebeos sobre Halloween en plenas fiestas navideñas? Bueno, hace tiempo sufro de licantropía; una... Universo DC: Especial Halloween

El ¿Truco o tebeo?

¿Se os hace extraño hablar de tebeos sobre Halloween en plenas fiestas navideñas? Bueno, hace tiempo sufro de licantropía; una licantropía extraña que sustituye el pelaje gris de lobo por mechones verdes, y el hocico de licaón por un morro más parecido al de Alf. «Grinchantropía» creo que lo llaman.

Algunos pensaréis que para qué complicarse la vida pudiendo hablar sobre Batman: Nöel, el especial de la Sociedad de la Justicia, o de Paul Dini explicándonos lo bien que se lo pasan Harley y Hiedra Venenosa poniendo las bolitas del árbol. Sí, ya sé que en DC hay una buena pila de relatos navideños, pero la decisión ya está tomada: hoy vamos a contraprogramar las malditas Navidades y a llenar de cómics, monstruos y confusión todos los hogares de Central City y Metrópolis. ¡Si a Bruce Wayne le contraprograman todas las malditas fiestas que organiza! Ya estamos acostumbrados.

Universo DC: Especial Halloween 1

Allá por octubre, y antes de la celebración del fin de las cosechas, ECC Ediciones publicaba Universo DC: Especial Halloween, tomo que recoge los especiales deceítas de entre 2007 y 2010 junto con el JLA 80 Page Giant del 2011, dedicados a esta terrorífica festividad —a partir de este punto si digo «terrorífica festividad» no me refiero a la Navidad sino a Halloween.

Seguramente los lectores de mi generación recordéis perfectamente aquella serie de televisión titulada El club de medianoche, en la que un grupo de muchachos se reunían al abrigo de una hoguera para contar historias de terror —me ha dado por revisar un par de capítulos, y os recomiendo que os quedéis con el recuerdo… solamente. Cada noche uno de estos chicos y chicas se encargaba de hacer del momento una experiencia inmersiva para el resto. Y es que, es imprescindible en estos casos contar con un buen maestro de ceremonias. DC no cuenta con Chicho Ibáñez Serrador o el Guardián de la cripta, pero está visto que le sobran candidatos. Así, Ralph Dibny (Hombre Elástico) junto con su mujer Sue Dibny, o el confuso Bizarro, asumirán el papel de conductores como aquellos jovencitos que se reunían a medianoche.

Universo DC: Especial Halloween 2

Personalmente creo que el mejor de los especiales es el primero que se recoge en el tomo, el DC Infinite Halloween Special #1, en el que los residentes de Arkham —no hay mejor lugar para el terror en el universo DC— esperan pacientes el cambio de turno cara a darse a la fuga y claro, lo suyo es hacer tiempo contando relatos macabros con el Joker dirigiendo el cotarro. Además de las historias cortas de terror, hay una trama que las engloba y que está presente durante todo el especial. En el resto, pese a que cuentan con otros tipos de leitmotiv, como es el caso de los títulos del JLA 80 Page Giant haciendo referencia a los pecados capitales, se sienten más como una pila de cuentos uno detrás de otro y punto.

En total son más de cincuenta relatos, donde hay espacio para los homenajes al vampirismo, la licantropía, y todo ese bestiario que nunca falta a la cita; viñetas para la ciencia ficción más clásica con saltos temporales e imaginario con raíces en la primera mitad de siglo XX; e incluso hay un huequito para guiños más nostálgicos o momentos para una narración más romántica acompañando a historias de corte lovecraftiano. También se incluye mucho relato de acción o violencia, así como el típico costumbrismo superheroico donde se nos muestra al personaje o personajes de turno preparando la festividad y disfrutando del día.

Universo DC: Especial Halloween 3

Son demasiados para comentarlos todos, pero he hecho una selección con los cuatro que más me han llamado la atención, y extrañamente ninguno de ellos está protagonizado por ese ala oscura y mágica del universo DC que formarían Zatanna, Etrigan, Deadman, Constantine o Swampy, entre otros. No, me ha gustado más ver a Aquaman envuelto en «líos» con sirenas en Hijas de las profundidades, de Tony Bedard, donde de paso recuerda en parte a los horrores venidos del mar de H.P. Lovecraft; la paradoja del Sombrerero Loco en el Lluvia roja: sed de sangre que firman Peter Johnson y Matt Cherniss, en la que Batman pasa a ser el monstruo del terrible recuerdo de Bruce sobre la muerte de sus padres; La velocidad de la vida, del siempre correcto Mark Waid, donde Flash protagoniza un relato clásico de ciencia ficción que atañe, cómo no, a su familia; y para terminar el ¡Hasta la meta!, con guion y dibujo de Billy Tucci relatando la tradicional carrera entre Flash y Superman que también pudimos ver en las escenas postcréditos de la reciente película sobre la Liga de la Justicia, solo que esta vez con un final sorprendente a la par que entrañable, y un excelente dibujo de Tucci que contrasta bastante con el arte del resto del tomo por su luminosidad.

Universo DC: Especial Halloween 4

Como veis, poco terror entre mis elecciones, y el que hay, en su vertiente más romántica. Tampoco es coincidencia que tres de los cuatro formen parte del especial de 2007, DC Infinite Halloween Special #1.

En Universo DC: Especial Halloween la mayor parte de relatos son bastante planos y no van más allá del mero entretenimiento ligero y la gracia que pueda suponer para algunos ver al equipo deceíta al completo envuelto en papeles para los que solo se prestan en ocasiones como esta. También es verdad que si cae en manos de un chavalín, puede que se lo pase genial; incluso alguna historia se le podría grabar a fuego como me pasó a mí con aquel Club de medianoche o los libros de Pesadillas, que más que terror, eran historias sencillitas de ciencia ficción a lo Twilight Zone. Cuando ya vas teniendo una edad es difícil saber lo que va a captar la atención de un crío. Para un lector más crecidito podría ser de interés si es muy fan de DC y le gustan estas rarezas. Esta vez debo admitir que en mi calabaza no había muchos dulces que me encantasen.

Navidad, Halloween, Santa Clown, Reyes, Hechiceras, San Fulgencio, Santa Rita Rita… al final lo único que saco de todas estas festividades es que no hay que ir a trabajar, y nos dejan más tiempo para leer cómics. Eso sí, no hay que perder el viaje y poner el calcetín, que lo mismo cae alguna lectura que otra. Además, ya tengo preparada la sintonía para guiar a las criaturas mágicas hasta mi portal cuando se paseen con el aguinaldo por la ciudad.

Compartir:

Jaime G. Rueda

¿Qué decir? Si mezclas las más brutales paranoias de Charles Burns y Brandom Graham te quedas corto para describir la mierda que deambula por mi azotea. Esperad, ¿lo oléis?... creo que se me está quemando la comida. Ahora vuelvo. @Jaime_G_Rueda @elhdlt

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com