Mi experiencia me dice que sufre usted algún tipo de trastorno psicológico. Está de suerte, tengo un mazo. Allá por 1992 Paul Dini y... Reseña: Pura maldad: Harley Quinn

Mi experiencia me dice que sufre usted algún tipo de trastorno psicológico. Está de suerte, tengo un mazo.

Allá por 1992 Paul Dini y Bruce Timm creaban un nuevo personaje para Batman: The Animated Series, la estupenda serie de dibujos sobre el murciélago y la tétrica jungla gothamita. En el vigesimotercer episodio, Joker’s Favor,  aparecía por primera vez un personaje vistoso pero que, según ha confirmado el propio Bruce Timm en alguna entrevista, estaba previsto que fuese un «one-off character», es decir, que inicialmente no iba a tener vida más allá de uno o dos capítulos; pero ya se sabe que el público es soberano, y cuando vio que una joven desgarbada vestida con un disfraz arlequinado era capaz de rivalizar en locura e imprevisibilidad con el Joker, abrazó su locura también. Si no que se lo digan al guionista y director Kevin Smith, que puso a su hija el nombre de Harley Quinn en honor al personaje, Harley Quinn Smith. De locos. Locos. Locos. Lo…cos. ¡LOCOS! ¡LOCOOOOOOSSSSS!

El sanatorio Arkham para zumbados de Gotham pasaba bien pronto de ser un lugar de trabajo a un hogar para la doctora Harleen Frances Quinzel, una especie de ejemplo de algo parecido al Síndrome de Florence Nightingale. Una psicóloga enamorándose perdidamente de su paciente, el Príncipe Payaso del Crimen, con quien iniciaría un acercamiento demencial. De hecho, si intentamos buscar mensaje, o extrapolar a la realidad del siglo XXI todo lo que rodea a la génesis de Harley Quinn y su posterior relación con el Joker, es fácil meterse en barros que podrían pasar por arenas movedizas. Si bien es cierto que en las versiones más actuales del personaje, éste se muestra un poquito más independiente, la realidad es que tradicionalmente sus acciones quedaban supeditadas en la mayoría de los casos a los deseos del Joker. El paliducho la insulta, agrede e incluso intenta asesinar, mientras que ella por su parte es la digna sucesora de Alex Forrest, el personaje interpretado por Glenn Close en Atracción Fatal, persiguiéndole de manera enfermiza. Supongo que en el fondo Harley Quinn es mayor amenaza para el payaso que el propio Batman, haciendo temblar los cimientos de su reputación al devolverle cordura. Es más fácil no tener nada que perder.

Tras repasar las trayectorias del Joker y Luthor desde sus comienzos en 1940, ECC Ediciones optaba por un personaje en pañales comparado con las némesis de Batman y Superman. Pura maldad: Harley Quinn es el tercer número de una colección dedicada al olimpo criminal del universo DC, y que esta vez aprovecha el tirón de un personaje que se puso muy de moda después de que Margot Robbie diese vida a Harleen en Suicide Squad (de hecho, creo que este personaje es de lo poco rescatable del «videoclip»). Anda que no hemos visto arlequinas en los últimos eventos comiqueros. Pura maldad: Harley Quinn se une a un buen puñado de series abiertas que cuentan con Harley en papeles relevantes. Suicide Squad Rebirth, Harley Quinn Rebirth e Injustice son algunos de los títulos donde podemos disfrutar de un personaje que últimamente se muestra más ambiguo que nunca. En el alambre entre héroes y villanos, como en el Batman B&W: Modelos a seguir, presente en el tomo, en el que Hiedra y Quinn cambian el salvajismo por la ayuda al prójimo.

Pura maldad: Harley Quinn 1

Entre lo más destacado de Pura maldad: Harley Quinn encontramos títulos de bastante utilidad para comprender el universo de esta lunática. En Batman: Harley Quinn #1 da sus primeros pasos dentro de la continuidad DC, y además comienza su duradera asociación con Hiedra Venenosa. Compañera de fatigas recurrente desde hace ya un tiempo. El número nos proporciona un ejemplo típico de la confraternización con el Joker. Ella persigue al Joker, éste la utiliza para luego darle esquinazo, y una Harley despechada termina intentado vengarse hasta la enésima disculpa del Sr. J. Es un bucle infinito presente también en Joker’s Asylum II: Harley Quinn #1, incluido en la colección.

Puede que lo más curioso del tomo sea el relato navideño de Gotham City Sirens # 7, en el que conoceremos a la familia de una Harley irreconocible, y donde comprobaremos que la joven está extrañamente más cuerda que sus progenitores. Divertido.

Pura maldad: Harley Quinn Legends_of_the_Dark_Knight_100-Page_Super_Spectacular_Vol_1_1

Pese a que se incluyen varios títulos de Bruce Timm y Paul Dini, el número que más he disfrutado de largo es El diagnóstico de la Dra. Quinn, dentro del Legends of the Dark Knight 100-Page Super Spectacular #1, con guion de Jim Zubkavich y dibujo de Neil Googe. No sólo nos presentan una arlequina mordaz y divertida en sus peleas con Batman, sino que la pequeña historia termina en algo un poco más profundo en la que se interioriza en la psicología del murciélago. Lo mejor del popurrí sobre la gothamita.

El curioso hecho de que Hayley Quinn naciese en la serie de animación supongo que explica la gran diferencia entre este tomo y los dos anteriores de la colección: no está incluido The Batman Adventures #12, la primera aparición del personaje… en los tebeos. Hay que entender que, mientras que Joker y Luthor cuentan con un bagaje de más de tres cuartos de siglo, Harley Quinn cumple este año veinticinco.

Pura maldad: Harley Quinn first appearance

Debut comiquero de Harleen

El abanico de posibilidades es menor, y eso se nota, porque seguramente Pura maldad: Harley Quinn, aunque disfrutable, sea más flojo que las anteriores entregas. Me espero al siguiente recopilatorio (Darkseid) para hacer una valoración más global de la colección — que por el momento es bastante positiva.

Y al hilo del personaje, no me quiero despedir sin recomendar por enésima vez Mad Love, de Timm y Dini, a todos los que a estas alturas aún no lo hayan catado, porque es una joyita. Es posible que en el podcast estemos tramando hacer alguna cosilla con las series y películas de animación de Warner Bros. Apetece.

 

«No es culpa mía que la gente no sepa encajar un poco de comedia»

Pura maldad: Harley Quinn mazo

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 19,47
Compartir:

Jaime G. Rueda

¿Qué decir? Si mezclas las más brutales paranoias de Charles Burns y Brandom Graham te quedas corto para describir la mierda que deambula por mi azotea. Esperad, ¿lo oléis?... creo que se me está quemando la comida. Ahora vuelvo. @Jaime_G_Rueda @elhdlt

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com