No hace mucho comentábamos por aquí que Sr. y Sra. X había sido una de las mayores sorpresas de la temporada. También nos lamentábamos,... 100% Marvel. Sr. y Sra X 2 – Gambito y Pícara para siempre

No hace mucho comentábamos por aquí que Sr. y Sra. X había sido una de las mayores sorpresas de la temporada. También nos lamentábamos, cosa que seguimos haciendo, de que, por desgracia, las desventuras de Pícara y Gambito solo van a llegar hasta el número doce. La actual franquicia de los hijos del átomo está pasando por una profunda reestructuración con la llegada de Jonathan Hickman, no habiendo serie que se haya librado de la criba. Por fortuna para nosotros, Kelly Thompson ha sabido cerrar bien todos los cabos consiguiendo que echemos de menos la serie desde ya.

cover

Lo cierto es que la vida editorial de nuestra (¡por fin!) pareja de recién casados es casi un reflejo de su relación en las viñetas. En lo que se refiere a nuestro cajún favorito, esta cabecera es la cuarta serie regular que ha tenido. Su serie más exitosa fue en los años 90, duró 25 números, estuvo guionizada por Fabián Nicieza y supuso el último trabajo como artista de Steve Skroce antes de abandonar el cómic para trabajar en los storyboards de Matrix. A Pícara le ha ido peor si cabe, solo antes había tenido una serie regular (editada en España en dos tomos al comienzo de la “era Panini”) de también doce números. Sin duda, Sr. y Sra. X no será la última vez que tengan títulos en solitario, aunque esperemos que la próxima vez las cosas sean diferentes.

De hecho el título de este segundo y último volumen es “Pícara y Gambito para siempre”. No podría estar más de acuerdo. Kelly Thompson ha escrito con tal cariño a los personajes, mimando cada detalle, consiguiendo que su relación fuese todo lo realista que puede ser en un cómic de superhéroes… porque han tenido que pasar 25 años para que alguien llegase con las ideas claras y por fin decidiera que nuestros héroes dieran un paso adelante. La relación que aquí describe Thompson es hasta cierto punto idílica (como lo son todas al principio), fuerte, capaz de sobreponerse a cualquier cosa que le echen, lo que supone un contrapunto perfecto para otra obra de Thompson llamada Descorazonada. Esto me hace afirmar que la guionista es posiblemente la autora que mejor sabe retratar este tipo de sentimientos.

party

Sabiendo que tan solo le quedaban un puñado de números para que la serie fuera cancelada, el equipo creativo se centra en divertirse, y al mismo tiempo consiguen divertir al lector. El primer número, donde podemos ver el regreso de David López a la franquicia mutante de manera puntual, es la prometida fiesta de bodas con la que nos dejaron con ganas en el primer tomo. Todo un jolgorio donde no faltan la mitad de los mutantes que forman parte de La Patrulla X. También es curioso ver cómo Thompson acaba encajando esta serie con toda la vorágine dramática que atraviesan los X-Men desde su relativamente reciente relanzamiento con la historia de Desunidos.

Tras la fiesta con los colegas, tenemos dos historias de tres números en las que Pícara y Gambito vuelven a estar encadenados (literalmente) casi en cada página. Una divertida repetición de situaciones que al ser tratadas con tanta habilidad no provocan aburrimiento, sino más bien sonrisas de complicidad y ganas de ver por donde salen las cosas. Además, con decir que en la primera aventura acabaremos visitando nuevamente el Mojoverso (y si, se tiene en cuenta lo que pasa en X-Men Black) y en la segunda regresaremos a Nueva Orleans, con los gremios de ladrones y asesinos Jean Luc, Belladona y Candra. Esto es una fiesta por todo lo alto y los autores no quieren que falte de nada.

Mojo

Dejo para el final las alabanzas, nunca suficientes, a Oscar Bazaldúa, el dibujante de la serie que ha ilustrado once de los doce números. Toda una rara avis en estos tiempos que corren. Igual de sólido que en el primer volumen, Bazaldúa da el do de pecho en cada plancha, con especial atención a las escenas de acción, que son planificadas de manera espectacular, con páginas dobles donde la narrativa salta de una hoja a otra, resultando imposible separar la vista del tebeo.

De momento sabemos que Gambito formará parte de los nuevos Excalibur, veremos donde acaba Pícara. Lo que es seguro es que volverán a encontrarse y nosotros estaremos ahí para disfrutar.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com