Masacre ha asesinado a los héroes del Universo Marvel y a los clásicos de la literatura. Ahora el peor enemigo es... ¿él mismo? Descúbrelo...

Masacre

100% MARVEL. LAS MINIS DE MASACRE 3
Masacre mata a Masacre / Masacre Vs. Matanza
Cullen Bunn y Salva Espín
Contiene Deadpool Kills Deadpool 1-4 y Deadpool Vs. Carnage 1-4 USA
ISBN: 9788490946343
Libro con solapas. 184 páginas.
Fecha de venta: 07/2016
16.50 €

Masacre ha asesinado a los héroes del Universo Marvel y a los clásicos de la literatura. Ahora el peor enemigo es… ¿él mismo? Descúbrelo en la primera de las dos miniseries dibujadas por Salva Espín. Y a continuación, llega la segunda, con Matanza como contrincante.

El segundo volumen de Las Minis de Masacre contenía dos miniseries en las que el Mercenario Bocazas se cargaba a todos los superhéroes del Universo Marvel, tras tener una epifanía consistente en descubrir que no eran sino personajes de cómic, y que su locura provenía de ser el único consciente de dicha situación. Así, para aliviar a todos de su sufrimiento, la única solución era… matarles. Pero ya sabéis lo que pasa con los personajes de cómic, que cuando cuando mueren es para volver otra vez, y por si fuera poco hay infinidad de universos y realidades llenas de ellos. Así que se le ocurrió la genial idea de acabar con los personajes literarios que fueron fuente de inspiración para dichos superhéroes. De modo que con un grupo de supervillanos creó una máquina que le enviaría a la «dimensión de las ideas», donde se dedicó a dar caza a personajes como El Quijote, La Sirenita y El Jinete sin Cabeza, mientras intentaba ser detenido por una suerte de Liga de Caballeros Extraordinarios compuesta por Sherlock Holmes, Mulan y Beowulf, entre otros. Sí, muy loco todo.

El caso es que tras acabar con todos los superhéroes y personajes de la literatura clásica, ya sólo le queda acabar con… sigo mismo. Entramos aquí de lleno en el cierre de la saga «Masacre Mata…», en la que Masacre mata a Masacre. Y es posiblemente el más alocado de la trilogía. Aquí Masacre tiene que aliarse con Masacres de dimensiones alternativas a los que ya ha conocido en la serie regular, como Lady Masacre, Perrosacre o el Masacre Pulp, y enfrentarse a muchos otros Masacres malvados (eh, puede que Masacre no sea un héroe, pero tampoco es un villano) hasta destruir a… Y hasta aquí puedo leer.

Masacre

Lo más hilarante de esta historia es descubrir las múltiples y divertidas versiones de Masacre que los autores Bunn y Espín han creado para esta obra, destacando el Pandasacre y el Masacre Iniciativa Ojo de Halcón (sí, por ahí anda, buscadlo), por no hablar del Masacre Ardilla, el Masacre gorrión o Masacre el Pato. En realidad la historia da para dos grapas y poco más, pero Bunn estira el chiste mostrándonos a todos estos personajes y haciéndolos luchar entre sí hasta completar los cuatro números que conforman la miniserie. El dibujo de Salva Espín es de lo mejorcito que estamos enviando a USA desde nuestra piel de toro, cómico y dinámico. Una elección de lo más acertada para este personaje. ¿El problema? Abusa mucho de los in-jokes, y de carteles y fotos en los fondos con referencias propias que sólo él y sus amigos pillarán. Poner uno cada cierto tiempo está bien, pero en esta serie hay más de los que debieran, y distraen de la lectura.

Este tomo incluye también la miniserie Masacre vs Matanza. El asesino en serie Cletus Kasady, anfitrión del simbionte Matanza, anda suelto y ha desatado una carnicería en un pueblecito en la frontera de Kansas. Nada fuera de lo habitual en el universo Marvel. De haber ocurrido en Nueva York, allí habría estado Spiderman para intentar detenerle. Pero en Nueva York está Masacre haciendo zapping frente a la televisión, y en su locura ve cómo los diferentes canales por los que pasa le están «mandando un mensaje». Así, ni corto ni perezoso, se dirige a Tulsa, Oklahoma, para detener al asesino del simbionte rojo.

El leit motiv de esta miniserie, además de ver cómo dos supertipos con poderes de curación se destripan mutuamente, es el de que ambos están locos y son asesinos, con lo que Masacre es el único que puede encontrar cierto patrón en la locura de Matanza y predecir su siguiente golpe, algo que saca de quicio a Kasady. No obstante, Masacre cuenta con cierta moralidad de la que Matanza carece y es lo único que realmente les diferencia.

Masacre

Bunn y Espín nos traen aquí un festival de sangre y tripas, menos divertido que la miniserie anterior, pero absolutamente desquiciado. Bunn nos trae aquí a un Masacre totalmente loco, no por las cosas que hace, sino por cómo percibe la realidad, o cómo interpreta que el mundo se dirige a él. Personalmente, me gusta más el Masacre con los pies en la tierra pero salvaje y desinhibido. El argumento de la locura en forma de percepción trastornada de la realidad le resta matices a un personaje que da muchísimo juego siendo «cuerdo». No obstante, la historia es una macarrada muy disfrutable tanto para los fans de Masacre como los de Matanza.

¿Merece la pena este tomo? Sí, si quieres disfrutar del cierre de la trilogía «Masacre mata…» y si quieres ver a un Masacre y un Matanza desatados sacándose las tripas el uno al otro. En resumidas cuentas, dos miniseries para fans de estos personajes y de los cómics llenos de sangre, violencia y… sí, también mucho humor.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com